Les comparto este artículo publicado en la Revista Enespera en agosto del 2012, el cual da una breve introducción al yoga para la fertilidad. Los grupos se estarán abriendo a partir de febrero del 2018.

El yoga para la fertilidad va dirigido a mujeres que se estén preparando para tener hijos, y especialmente a las que les está costando un poco más lograrlo. Carla Heilbron, instructora de este tipo de yoga, explicó que algunas de las mujeres que toman estas clases han experimentado pérdidas o tratamientos médicos muy largos. “En ellas, generalmente, empiezan a surgir muchos cuestionamientos de si tendrán o no la capacidad de concebir, de ser madres, y se empiezan a frustrar y a sentirse culpables”.

Los efectos secundarios que el estrés provoca en su cuerpo podrían exacerbar los problemas de infertilidad. “En las clases, por medio de meditación, respiración, técnicas de relajación y asanas (posturas) vamos explorando estos sentimientos y las mujeres van logrando tomar control de sus vidas. Si han estado en tratamiento, la práctica les permite estar presentes en este momento, en el ahora, en cómo se sienten y no pensar en el próximo ultrasonido o en la siguiente inyección. Las posturas que se hacen buscan mejorar la circulación sanguínea en los órganos reproductivos, dar estabilidad, fuerza y balance, y desintoxicar el cuerpo”.

Para Carla, cualquier mujer puede practicarlo, siguiendo variaciones dependiendo del tratamiento médico que estén siguiendo, y del momento en que se encuentren en su ciclo. Se puede realizar en grupo o en clase privada. “El beneficio del grupo es poder compartir con otras mujeres que están pasando por lo mismo y crear una comunidad. La clase privada permite enfocarse más en un tema en particular, por ejemplo muchas de las clases privadas que he dado son antes de una inseminación intrauterina o in Vitro”.

Hay que tener en cuenta que no se garantiza el embarazo al tomar clases de yoga para fertilidad, sin embargo, existen estudios que han comprobado que la relajación puede ayudar, tales como:

* American Medical Women’s Association, 1999: 132 mujeres que llevaron un programa de mente y cuerpo. El 42% de ellas obtuvieron un embarazo en los siguientes 6 meses.

* Journal – Fertility and Sterility, 2000: 184 mujeres participaron, divididas en tres grupos (técnicas del programa de cuerpo/mente; un grupo de soporte y un grupo de control). En un año 55% del grupo del programa de cuerpo/mente y 54% del grupo de soporte obtuvo un embarazo; comparado con un 20% del grupo control.

Sus clases son en Escazú. Tiene un grupo los Lunes de 6:30 a 8:00pm y está por abrir otro grupo este mes.

Contacte a Carla al Tel: 6055.6066

Fuente: Revista Enespera, edición 52, página 14. https://issuu.com/revistaenespera/docs/edicion_52

Deje su comentario