¿Han escuchado el termino “respuesta de relajación”? Yo lo empecé a escuchar cuando inicié mis estudios del yoga.  Les cuento un poco de que se trata …

El sistema nervioso autónomo es el que regula nuestro cuerpo, lo lleva a un estado de balance (homeostasis) y controla las acciones involuntarias. Este sistema se divide en:

  1. Sistema Nervioso Simpático o Respuesta de Lucha/Huida: nos preparamos para la acción, para defendernos, luchar y huir.  Aumenta los latidos del corazón, la adrenalina y el cortisol se elevan, se dilatan los bronquios y las pupilas. Se entra en estado de alerta. Es un periodo de estrés por un tiempo determinado para tomar las acciones necesarias.
  2. Sistema Nervioso Parasimpático o Repuesta de Relajación: es responsable de la regulación de nuestros órganos internos, del descanso, de la digestión y de actividades que ocurren cuando el cuerpo está en reposo.  Bajan los latidos del corazón, disminuye la tensión arterial, aumenta la circulación de oxígeno a los órganos no vitales, al sistema digestivo y los órganos reproductores.
El cuerpo es tan maravillo que siempre busca un balance entre ambas respuestas. Sin embargo, cuando el estrés se vuelve una constante casi permanente en nuestra vida, ese balance es muy difícil de lograr. 

Hace miles de años, el hombre andaba caminando, se encontraba un león, se activaba el sistema de lucha/huida, el corazón latía más rápido, la sangre fluía a las extremidades, corría, el peligro pasaba y el hombre lograba salir de este estado hacia uno de menos acción, de relajación. Ahora resulta que nos enfrentamos a leones constantemente, en el mundo externo y en el interno.  Empezamos el día con un despertador que nos hace tirados de la cama, corremos a alistarnos, salimos hacia los trabajos, hay una presa enorme y vamos a llegar tarde, el jefe esta de mal humor, hay que terminar el trabajo pendiente, tenemos que pensar en la comida o compras de la casa, en los pendientes familiares … y así continua nuestro día en un estado constante de acción, de hacer y con niveles elevados de estrés. Adicional a esto, nuestro cuerpo no diferencia entre un peligro real y uno creado por nuestra mente. El ejemplo que me gusta utilizar aquí, es lo que sucede viviendo una película de suspenso, nos damos cuenta que de repente tenemos el corazón latiendo más rápido y las manos sudando … nuestro cuerpo asume esto como una realidad, aunque sea algo que está sucediendo en una pantalla … no estamos en peligro, pero el cuerpo cree que sí.

Sucede que no estamos encontrando espacios suficientes para activar la respuesta de relajación y cuando nuestro cuerpo está listo para luchar no es el momento de activar el sistema reproductivo.

Encontrar espacios para conectar con la naturaleza, caminar, reír, meditar, respirar, practicar yoga y bajarle el volumen a nuestros pensamientos son formas de activar la respuesta de relajación. Es enviarle señales al cuerpo de que es un momento adecuado para crear, crear proyectos o una vida, es lograr transmitirle que es seguro.

Todo esto es lo que compartimos en carlafertilitycoach …  lograr que tu cuerpo se sienta seguro, que se active constantemente la respuesta de relajación, crear un espacio para formar una familia y trabajar de la mano con los médicos si es necesario. Que el estrés no sea la constante que determina tu vida.

Deje su comentario