En estos días he escuchado acerca de dos mujeres cuyos caminos a la maternidad no han sido tan directos y sencillos como ellas creían.  Las dos son figuras públicas, una es Michelle Obama, ex primera dama de los Estados Unidos y la otra es Gabrielle Bernstein, autora de varios libros, conferencista y “spirit junkie”.  

La verdad sentí una gran emoción al ver más personas hablando públicamente sobre este tema.  Mi esperanza es que esto nos lleve como sociedad a tener más empatía, aceptación, compasión y comprensión hacia las mujeres con problemas de fertilidad.

En el caso de Michelle Obama acaba de lanzar su libro “Becoming”.

No he leído todo el libro, sólo los capítulos que tienen que ver con sus embarazos y estas son algunos de las frases que llamaron mi atención:

  • Después de muchos años de tomar todas las precauciones para evitar un embarazo, ahora estaba dedicada a todo lo opuesto. Era una misión.
  • Las pérdidas o abortos espontáneos es algo de lo que NADIE te habla hasta que ya pasaste por una. Es una experiencia solitaria, dolorosa y que baja la moral. Y se toma como un fracaso personal, aunque no lo es.
  • Lo que NADIE te dice es que los abortos espontáneos suceden a más mujeres de lo que crees. Cuando compartí mi historia no quitó el dolor, pero conocer las de otras personas me ayudaron a mantenerme en pie.
  • Cuando inicié el tratamiento de Fertilización In Vitro, lo sentía como un tiquete de lotería, si me la sacaba el premio era muy alto.
  • Mi esposo tenía que viajar así que me encontré sola en el baño encontrando la fuerza para insertar esa jeringa en mi pierna … en todo caso él no estaba y yo tenía en mis espaldas toda la responsabilidad; podía sentir como el sacrificio iba a ser más mío que de él.
  • Fui yo la que alteré todo, poniendo mi pasión y los sueños de mi carrera en pausa.

Estas frases son realmente poderosas y demuestran la realidad de las mujeres que pasan por tratamientos de fertilidad: años de evitar embarazos y luego el cuerpo no responde como creemos; pérdidas que resultan que son frecuentes, pero nadie habla; la carga que lleva la mujer, aunque tenga el apoyo incondicional de su pareja.  Son temas que no conversamos y ya es tiempo de que lo hagamos, ya es momento de compartir y no llevarlo solas.

HABLEMOS DE INFERTILIDAD, MÁS CONVERSACIONES MÁS INFORMACIÓN

Continuará…..

 

Deje su comentario